Creativa dea Madre

Ser madre, trabajar, sacarle jugo a la vida y no morir en el intento

Soy feliz… sólo en facebook

Hace unos días logramos reunirnos todos los miembros de mi familia, algo que es difícil porque no vivimos en la misma ciudad y la rutina, compromisos laborares, personales y sociales no nos permiten hacerlo tan seguido. 

Logre convencerlos de capturar ese momento con una fotografía familiar. Compartí la fotografía en Facebook (red social que uso desde hace más de 10 años) y en cuestión de minutos comenzó a tener muchos likes. 
Cientos de “amigos” míos y de mi familia reaccionaron a la foto y nos hicieron comentarios como “hermosa familia” “que unidos” “son un ejemplo” etc etc. 

Al leer estos comentarios (después de unas horas) lo primero que paso por mi cabeza fue ¡si supieran! Y no porque este mintiendo, en realidad si somos muy unidos, si nos veíamos muy felices pero lo cierto es que no somos la familia perfecta (no existe) si es que alguien lo estaba pensando al ver esa fotografía.

LA REALIDAD NO PUEDE RESUMIRSE EN UNA FOTO…

 Antes de capturar ese bello momento discutí con uno de ellos porque no quería salir en la foto, mi hija estaba inquieta porque ya tenía hambre y la otra tenia sueño, no falta a quien no le gusto como salió y quería repetir la pose, otro le urgía terminar para poder irse, y varios detalles que no sale detrás de la sonrisa que pusimos para la foto. 

¿Por qué les menciono lo anterior? Todos sabemos que las redes sociales en la actualidad tienen un papel crucial en nuestras vidas,nos permiten comunicarnos, informarnos, acortar distancias, reencontrarnos con personas de las que hace mucho no sabíamos nada, y mucho más. 

via GIPHY

Lamentablemente también tienen su lado negativo. Nos hemos convertido en esclavos de la tecnología. El uso que le damos a las plataformas digitales (cualquiera que sea) para crear una falsa felicidad. *OJO* no digo que no seamos felices o sea de todo mentira lo que compartimos pero es verdad que es imposible que en una fotografía se pueda ver más allá de lo que ocurre en esos momentos. 

TENEMOS EL CONTROL EN NUESTRAS MANOS

via GIPHY

El mundo que vemos a través de la pantalla no siempre se corresponde con la realidad. Tenemos el control literalmente en nuestras manos, de lo que mostramos al mundo. Y claro ¿quien quiere compartir sus malos momentos? (aunque también hay quien lo hace). 
Los likes y reacciones se han convertido en una medida de aprobación (personas de cualquier edad) y no estoy en contra de compartir nuestras vivencias. 

En lo personal me gusta ver los viajes que hacen mis amigos, saber que mi familia que está en otras partes se encuentra bien, los éxitos profesionales que logran, el detalle que tuvo el novio, la comida que está disfrutando, las bodas, los nacimientos, los kilómetros que logro corriendo, el nuevo trabajo o las fiestas en las que la están pasando genial, etc etc. 

LA FALSA FELICIDAD DE LAS REDES SOCIALES

Una amiga me dijo que ella decidió ya no entrar a Facebook porque su vida no era tan maravillosa como la de sus amigos, lo cual me dejó pensando en que no deberíamos tomar demasiado en serio las fotos que vemos.

En realidad no sabemos que el viaje de aquel amigo que se fue a recorrer el mundo tardó años en pagarlo, comió atún durante mucho tiempo para poder pagar los intereses de su tarjeta de crédito, los novios que derraman miel y en realidad pelean todo el tiempo, los que publican frases de motivación y felicidad con cero motivación en sus vidas y son los que están más deprimidos. Y así la lista puede ser muy larga mientras tanto uno viendo, creyendo y lo peor envidiando.

Creo que no nos damos cuenta de lo mucho que nos perjudica esta percepción que tenemos acerca de que todo debe parecer perfecto. La comparación de nuestra vida con la vida virtual de nuestros “amigos” ( o famosos que seguimos) provoca problemas de autoestima, miedo de ser excluido de eventos sociales, aumento de ansiedad, desarrollo de síntomas depresivos y sensación de soledad.

Ocúpate de lo que puedas mejorar en ti y no te preocupes por lo que otros hagan o parezcan ser

ENRIQUE BARRIOS

LA ENVIDIA…

El pecado capital que no sólo nos incita a querer tener lo mismo que otra persona si no muchas veces a desear que esa persona no lo tenga. Publicar nuestra vida nos exponemos no solo a la envidia a muchas situaciones de las que nos tenemos que cuidar.

 ¡Cuídate! Revisa las opciones de privacidad de tus redes sociales, utilízalas de manera responsable, cuídate de los amigos tóxicos, comparte tus alegrías pero alégrate de corazón por la alegría de los demás. Dejemos a un lado la falsa felicidad de las redes sociales, dejemos a un lado el celular, vivamos más, usemos nuestros sentidos, acércate a los que tienes lejos pero sin alejar a los que tienes cerca. 

via GIPHY

Y si algo vez en alguna red social que no te gusta, te recuerdo que existe el filtro para poder ver lo que quieres ver, si de plano no puedes controlar la envidia entonces no participes, solo te dañas a ti mismo. te invito a leer mi articulo: Mi mundo es rosa porque así me lo pinto. No quiero cambiar tu manera de pensar solo te comparto lo que a mi me funciona.

con mucho cariño creativa dea madre ¡hasta luego!

creAtiva

Hola! Bienvenidos a creativadeamadre, soy madre de dos hermosas hijas, sin duda la mejor experiencia que me ha pasado en la vida. con sus pros y su contras pero innegablemente la mejor. En ocasiones no me siento capaz, o me preocupa no estarlo haciendo bien pero me llenan de tantas alegrías y me motivan, mi vida es mejor desde su llegada. Es muy satisfactorio verlas crecer, desde su nacimiento, primeros pasos, primer berrinche etc, Tratamos de darles un hogar lleno de amor aunque no siempre todo es color de rosa. Quiero compartir mi experiencia en el embarazo, nacimiento y la lactancia. No soy experta, estoy aprendiendo en el camino. No soy la mamá de… soy un ser completo con sueños y metas, la maternidad me complementa. Romantizamos la vida de madre, pero en realidad es toda una odisea diaria, y que mientras la vives sientes que nunca acabaras, pero los hijos crecen rápido y te lamentas de no haberlos disfrutado. Este es mi pequeño diario personal, para que en un futuro mis hijas puedan leerlo y sepan que aunque en algunas veces me costo trabajo, hice lo que estuvo en mis manos para verlas sanas y felices. No pretendo imponer mis ideas solo quiero compartir mi historia por si alguien esta pasado por una situación similar a la mía, le resulte mas fácil saber que hacer o como manejarlo. no soy perfecta (nadie lo somos) pero escribo con el corazón en la mano, llena de honestidad y entusiasmo para que disfrutes de esta etapa al máximo.

Un comentario sobre «Soy feliz… sólo en facebook»

  1. Totalmente! No hay que poner en un pedestal todo lo que vemos en las redes. Las redes no son la realidad. Nuestras redes reflejan lo que queremos mostrar pero no lo que vivimos en realidad. Muy buen post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba